En un bonito y angosto valle, en el corazón de la Serranía Alta de Cuenca y a un paso del parque natural del Alto Tajo, se encuentra el Albergue Boletus. Estando rodeado por bruscos cortados calizos e imponentes bosques de pino laricio, Albergue Boletus mira hacia el pueblo serrano de Beteta, que gracias a su conservada arquitectura tradicional y a la calidez de sus gentes, bien merece una visita.

Podemos encontrar numerosas especies de animales como los impotentes buitres , zorros,  tejones, ciervos, corzos y jabalíes. En otoño se pueden recolectar gran variedad de hongos, de los que podemos aprender y degustar en las ya tradicionales jornadas micológicas que organiza nuestro albergue.

En las inmediaciones del albergue hay multitud de recursos turísticos, la mayoría de ellos relacionados con el patrimonio natural y etnográfico de nuestra comarca. Nos referimos a la extensa red de senderos, la Hoz Somera, la Hoz de Beteta y su paseo botánico, la Serrezuela de Valsalobre, La laguna del Tobar, La Dehesa de Carrascosa de la Sierra, las Torcas de Lagunaseca, la Cueva de la Ramera y la Mina de Cueva del Hierro, y un largo etcétera que hacen de nuestra comarca una de las más interesantes de la provincia.

Otro aspecto a tener en cuenta de nuestro entorno es la gran posibilidad de realizar actividades multiaventura, como escalada y tiro con arco, y espeleología, piragua en aguas tranquilas y aguas bravas, barranquismo, vías ferratas.